Corán

Comentario de Ayatolah Talegani a la sura Al-Alaq.

coran

بِسۡمِ ٱللَّهِ ٱلرَّحۡمَٰنِ ٱلرَّحِيمِ

ٱقۡرَأۡ بِٱسۡمِ رَبِّكَ ٱلَّذِي خَلَقَ ١

 خَلَقَ ٱلۡإِنسَٰنَ مِنۡ عَلَقٍ ٢

 ٱقۡرَأۡ وَرَبُّكَ ٱلۡأَكۡرَمُ ٣

 ٱلَّذِي عَلَّمَ بِٱلۡقَلَمِ ٤

عَلَّمَ ٱلۡإِنسَٰنَ مَا لَمۡ يَعۡلَمۡ ٥

 كَلَّآ إِنَّ ٱلۡإِنسَٰنَ لَيَطۡغَىٰٓ ٦

أَن رَّءَاهُ ٱسۡتَغۡنَىٰٓ ٧

 إِنَّ إِلَىٰ رَبِّكَ ٱلرُّجۡعَىٰٓ ٨

 أَرَءَيۡتَ ٱلَّذِي يَنۡهَىٰ ٩

عَبۡدًا إِذَا صَلَّىٰٓ ١٠

 أَرَءَيۡتَ إِن كَانَ عَلَى ٱلۡهُدَىٰٓ ١١

 أَوۡ أَمَرَ بِٱلتَّقۡوَىٰٓ ١٢

أَرَءَيۡتَ إِن كَذَّبَ وَتَوَلَّىٰٓ ١٣

 أَلَمۡ يَعۡلَم بِأَنَّ ٱللَّهَ يَرَىٰ ١٤

كَلَّا لَئِن لَّمۡ يَنتَهِ لَنَسۡفَعَۢا بِٱلنَّاصِيَةِ ١٥

 نَاصِيَةٖ كَٰذِبَةٍ خَاطِئَةٖ ١٦

 فَلۡيَدۡعُ نَادِيَهُۥ ١٧

سَنَدۡعُ ٱلزَّبَانِيَةَ ١٨

 كَلَّا لَا تُطِعۡهُ وَٱسۡجُدۡۤ وَٱقۡتَرِب۩ ١٩

Capítulo 96

Lo que está suspendido

En el nombre de Al.lah, el Clemente, el Misericordioso

Recita en el nombre de tu Señor, el Cuál ha creado (1)

Ha creado al ser humano a partir de algo que está suspendido (2)

Recita, tu Señor es el más generoso (3)

Es Quien ha enseñado por medio de la escritura (4)

Ha enseñado al ser humano lo que éste no conocía (5)

¡Pero no! El ser humano se revela (6) cuando se cree autosuficiente (7)

En verdad, el regreso es hacia tu Señor. (8)

¿Has visto a quien prohíbe (9) a un siervo que rece? (10)

¿Has visto si está sobre la buena guía (11) u ordena el temor de Dios? (12)

¿Has visto si desmiente y se aparta? (13)

¿Acaso no sabe que Dios ve? (14)

¡Pero no! Si no termina con eso le arrastraremos del flequillo. (15) Flequillo mentiroso y pecador (16)

¡Que llame entonces a sus colegas! (17)

Nosotros llamaremos a los ángeles guardianes del Infierno (18)

¡Pero no! ¡No le obedezcas! Prostérnate y busca la cercanía de Dios (19)

***

 

Comentario a la sura Al-Alaq de Ayatolah Talegani en su Tafsir Partuie az-Quran.

El significado original del verbo “Alaqa” – con kasra en la lam- y sus derivados, indica “algo que cuelga” y también “cercanía, familiaridad” – ta’aluq y ‘alaqa– pero no guarda relación con nada parecido a “cuágulo de sangre”.

En Mayma al-Bahrain se dice: “Al- ‘alaq, plural ‘alaqah, es un coágulo de sangre, desde el punto de vista de una humedad que en el haya o que llegue a él y si se seca ya no se le dice ‘alaqa; a la sanguijuela también se la denomina ‘alaqa ya que cuelga adherida a la carne de la que chupa sangre. ”

En tercer lugar, se ha dicho que ‘alaqa y ‘alaqah se refieren a un momento del proceso del desarrollo del embrión en el que éste se asemeja a un coagulo de sangre, pero tal cosa no ha sido jamás definida por los estudios científicos.

Parecería que algún exégeta coránico de los primeros tiempos hubiera emitido tal idea y que otros hayan copiado posteriormente de ellos y es posible que los diccionarios que incluyen como uno de los significados de ‘alaq el de “coagulo de sangre” lo hayan tomado de tales exégesis.

Teniendo en cuenta lo dicho, traducir el término ‘alaq como “coagulo de sangre” y atribuirlo a un estado por el que pasa el embrión no se justifica desde el punto de vista lingüístico ni tampoco desde el científico.

Si dejamos de lado el significado convencional y documentado, tal vez en el versículo pueda referirse al animal denominado sanguijuela, por establecer una semejanza con el inicio del movimiento  y de la vida de las células masculinas o espermatozoides, debido a su parecido con el movimiento que realiza la sanguijuela de manera que, quizás, las personas de épocas posteriores pudieran deducir su verdadero significado.

Pero si  ‘alaq  en este versículo se refiere al plural del término ‘alaqah, tal como viene citado en el versículo 5 de la sura del Hayy y en el versículo 14 de la sura Al-muminun:     “Ciertamente, os creamos de un trozo de barro, luego de una gota, luego de algo suspendido, después de una masa de carne, luego de esa carne creamos huesos..” entonces no se refiere al comienzo de la vida, ya que en el versículo de la sura Al-‘alaq,  el estado de ‘alaq se menciona después del de nutfa, o “gota”, que es el desarrollo y conclusión de la célula masculina y femenina.

Pero el que se indique esa semejanza con la forma de una sanguijuea remite a un periodo posterior a la división o mitosis celular de la gota y a aquel en el que se completa la estructura hasta que aparece una cavidad en el centro de ella con forma de sanguijuela curvada y se diría que es en esa etapa en la que se adhiere a los canales de la sangre materna y chupa de ella hacia sí como lo hace una sanguijuela.

Al finalizar el proceso surgen protuberancias que indican el comienzo de la creación de los huesos y los miembros  y es posible que el término mudga “carne masticada” que aparece en el versículo se refiera a esta misma etapa.

Atendiendo a  las etapas y ciclos determinados que la embriología define con formas e imágenes  detalladas  se pueden aclarar y comparar con el milagro señalado en el Corán y seguir los dos ciclos determinados del embrión a los que denomina: ‘alaqah y mudga

Otra posibilidad es que el adjetivo Al-‘alaq o ‘alaqah se utilicen para representar esa misma etapa intermedia entre nutfa y mudga en la que el embrión ha pasado del momento de transición y fijación  de sus características y que todavía no ha alcanzado su momento de coagulación final y su forma no se ha estabilizado, ya que, en cuanto el  periodo de  nutfa ha concluido, comienza el del establecimiento, fijación  y división y la etapa en la que los atributos y partes heredadas de la herencia genética están aún en un estado latente y no se manifiestan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s