terrorismo

Sigue la tortura en Guantánamo

El abogado James Connel denunció que su cliente Ammar al-Baluchi, de 36 años y detenido en Guantánamo, ha sido torturado durante años en esa base naval que Estados Unidos mantiene en territorio cubano en contra de la voluntad del pueblo y las autoridades de la República de Cuba.

El abogado Connell se basa en dos documentos médicos no clasificados que mencionan probables torturas infligidas a su defendido. Sin embargo, según el fiscal Clay Trivett, todo lo concerniente a los interrogatorios realizados en Guantánamo está clasificado como «fuentes y métodos» de la CIA. También son secretos los interrogatorios que se realizan en las cárceles secretas que la CIA tiene fuera del territorio de Estados Unidos, instaladas en barcos de la US Navy en aguas internacionales. Así que el abogado no puede mencionar ni la forma de tortura a la que cree que ha sido sometido su defendido ni la cantidad de veces que ha podido ser torturado.

El abogado Connel ha pedido que el presidente de la Corte Militar inspeccione la celda del prisionero en el campamento 7 de la cárcel de la base naval estadounidense de Guantánamo. Pero el juez militar se niega a hacerlo porque, oficialmente, ya no se tortura en esa instalación.

Ammar al-Baluchi es yemenita. Fue capturado en Pakistán el 29 de abril de 2003 y posteriormente fue retenido ilegalmente y torturado por más de 2 años en una cárcel secreta de la CIA. El 6 de septiembre de 2006 fue trasladado a la base naval de Guantánamo, donde se halla detenido ilegalmente desde hace 7 años.

Según la Comisión Investigadora Presidencial sobre los atentados del 11 de septiembre de 2001, Ammar al-Baluchi compró los pasajes de avión para los secuestradores aéreos, les proporcionó indicaciones sobre la vida en Estados Unidos y su nombre fue utilizado en varias transferencias de dinero.

El caso de Ammar al-Baluchi se mencionó en los debates sobre el posible cierre de la cárcel instalada en la base naval estadounidense de Guantánamo. El senador estadounidense Mitch McConnell concluyó que si se cerrara la cárcel de la base estadounidense de Guantánamo habría que liberar a al-Baluchi por falta de acusaciones serias en su contra.

Fuente: http://www.voltairenet.org/article180690.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s