Actualidad

América recibe su dosis Radiactiva de Fukushima: General Electrics en el Gobierno de EEUU

Lunes, 24 de Febrero de 2014 15:53 | Escrito por P. Heraklio | Imprimir | E-mail

Fukushima         La corporación General Electrics, inventora de la Silla Eléctrica, se dedicó durante décadas a plantar reactores nucleares como champiñones por el mundo. A pesar de que los técnicos de la Agencia Atómica elaboraron informes en contra de dichos diseños GE continuó implantándolos con la ayuda de los gobiernos de turno. GE les continua dando apoyo técnico y suministros como parte del contrato, que le asegura el control del potencial arsenal nuclear derivado.

¿Horror, terror, pavor? ¿Y si a demás tuviesen un plan para enriquecerse de una eventual catástrofe? Esto no es conspiranóia, es la realidad del mundo capitalista.

Debemos organizarnos y acabar con su tiranía. Nos va la vida en ello!

Traducción del artículo: Why the Obama Administration Will Not Admit that Fukushima Radiation is Poisoning Americans 15.2.2014

  • * ¿Por qué el gobierno de Obama no admite oficialmente que la radiación de Fukushima está intoxicando a los estadounidenses?
  • * ¿Por qué no se le han pedido responsabilidades a General Electrics?

Todos sabemos que la radiación de la planta de Fukushima se ha extendido por todo el mundo y está envenenando a gente alrededor del planeta. Sabemos que la costa oeste de los Estados Unidos está siendo contaminada con residuos radiactivos, y que los océanos y las playas que los bordean, e incluso el aire, están volviéndose cada vez más radiactivo conforme pasa el tiempo.

Debemos preguntarnos por qué el Gobierno Estadounidense no lo admite. Es como si el desastre, a pesar de estar a medio mundo de distancia, no fuese su responsabilidad ¿no es así? ¿O sí? ¿Podría el gobierno de los Estados Unidos haber hecho algo para evitar que la situación que nos ha llevado a este punto? Nada en este artículo es secreto de Estado, todo es de dominio público, pero la información está tan diseminada que parece descompuesta: – El Gobierno de EEUU sabe bien que la costa oeste está contaminada de radiación y que la situación empeora día a día. – El Gobierno y General Electric GE sabían que Fukushima era un desastre a punto de ocurrir, y no hicieron nada para impedirlo. – También sabían que los numerosos reactores nucleares de los Estados Unidos también son propensos a la debacle catastrófica, y no están haciendo nada al respecto. – Investigación de médicos y científicos han sido suprimidas, y la investigación de particulares se ha cancelado aludiendo a que carecen de base científica.

Desde 1972 todos los avisos fueron ignorados

[El primer Reactor de Fukushima entró en funcionamiento en marzo de 1971. El segundo en julio de 1974.] El relato que nos lleva a este punto comienza en 1972. Stephen Hanauer, un funcionario de la Comisión de Energía Atómica recomienda en un informe que se suspenda el uso del diseño de General Electric Mark 1 ya que presentaba riesgos de seguridad inaceptables.

The New York Times informó:

En 1972, Stephen H. Hanauer, por aquel entonces oficial de seguridad para la Comisión de Energía Atómica, recomendó que se dejara de usar el sistema del modelo Mark 1 por presentar riesgos de seguridad inaceptables. Entre las preocupaciones citadas fue el diseño de la contención menor, que era más susceptible de explosión y rotura a causa de la acumulación de hidrógeno -situación que pudo haberse dado en la planta de Fukushima Daiichi-. Más tarde ese mismo año, Joseph Hendrie, quien más tarde sería presidente de la Comisión Reguladora Nuclear, agencia sucesora de la comisión atómica, mencionó la idea de una prohibición de este tipo de sistemas era plausible. Sin embargo, la tecnología había sido tan ampliamente aceptada por la industria y reguladores que “la reversión de esta sagrada política, sobre todo en este momento, podría ser el fin de la energía nuclear”. (Fuente)

Tres años más tarde, en 1975, a Dale Bridenbaugh y dos colegas se les pidió que revisaran el Reactor de Agua Hirviente BWR [Boiling Water Reactor] GE Mark1. Estaban convencidos de que los reactores eran inherentemente inseguros y tan defectuosos en su diseño que podrían fallar catastróficamente bajo ciertas circunstancias. Había dos cuestiones principales. La primera era el posible fracaso del Modelo de reactor Mark1 para hacer frente a las enormes presiones que se crearían si la unidad perdía potencia de refrigeración. En segundo lugar, las piscinas de combustible gastado se encuentran a 30 metros en el aire sobre la parte superior del reactor.

Alzaron sus opiniones, que fueron rápidamente echadas a un lado, y después de darse cuenta de que no iban a permitirles hacer pública su opinión los tres renunciaron a sus cargos.

Al pasar de los años muchos otros expertos expresaron su preocupación por el sistema Mark 1. Todos han sido desoídos.

Cinco de los seis reactores de Fukushima eran GE Mark 1. El primer reactor, unidad 1, entró en funcionamiento en 1971, antes de que se planteasen las primeras preocupaciones sobre el diseño. Los otros reactores entraron en funcionamiento en 1973, 1974, 1977, 1978 y 1979 respectivamente. Aunque los seis reactores fueron tipo Mark 1 sólo tres fueron construidos y suministrados por General Electrics, las unidades de 1, 2 y 6. Las 3 y 5 por Toshiba y la unidad 4 por Hitachi. (Ahora Hitachi- GE).

[Si eran conocedores de que el modelo Mark 1 era un riesgo, ¿por qué no modificaron los diseños, por qué no cambiaron los reactores?]

¿Por qué General Eléctrics no quiere rendir cuentas?: GE cuela un directivo en el Consejo de Estado de USA

¿Por qué a GE no se le piden responsabilidades? Hay una posibilidad: Jeffery Immelt es Director de GE. Es también Jefe del Consejo Asesor Económico de los Estados Unidos. Fue invitado a unirse a la junta personalmente por el presidente Obama en 2009 y asumió la dirección en 2011 cuando Paul Volcker se retiró en febrero de 2011, justo un mes antes de que sucedieran el terremoto y tsunami que asolaron Fukushima.

Paul Volcker fue visto a menudo en desacuerdo con la administración, y muchas de sus ideas no fueron adoptadas por el gobierno. El nombramiento de Immelt, republicano como se describe a sí mismo, fue visto como un intento de dar a Obama una ventaja con vistas a una mayoría republicana en la Cámara.

Ha habido llamadas por parte de muchas organizaciones para que GE sea responsabilice de los errores de diseño de los reactores que suplían de energía a la planta de Fukushima. El hecho de que se conocieran desde hace tanto tiempo parece indicar que la empresa hizo caso omiso a los dictámenes de los expertos nucleares.

El negocio de las catástrofes nucleares

General Electric operaba la central de Fukushima junto con TEPCO, pero no se hace responsable de los costes de limpieza.

Un año después de la catástrofe el gobierno japonés asume el control de Tepco, ya que no podía afrontar los costes necesarios para mantener los reactores dañados bajo control. En junio de 2012, Tepco ya había recibido unos 50 mil millones de dólares del gobierno.

Los seis reactores fueron diseñados por la empresa de EEUU General Electrics. Esta suministró los reactores para las unidades de 1, 2 y 6. Otras dos empresas japonesas eran proveedoras, Toshiba las unidades de 3 y 5, e Hitachi la unidad 4. Estas empresas, así como otros proveedores están exentos de responsabilidades y de costes bajo la ley japonesa.

Muchos proveedores, incluyendo a GE, Toshiba y Hitachi, en realidad están haciendo dinero con el desastre al estar involucrados en la descontaminación y desmantelamiento, según un informe de Greenpeace Internacional.

“La industria nuclear y los gobiernos han diseñado un sistema de responsabilidad civil nuclear que protegen la industria, y obliga a la gente a pagar la factura provocada por sus errores y desastres”, según el informe Fukushima Fallout.

“Si la energía nuclear fuera tan segura como la industria siempre afirma, entonces ¿por qué insisten en los límites de responsabilidad y exenciones? “, se pregunta Shawn-Patrick Stensil, analista nuclear de Greenpeace Canadá.

Los propietarios y operadores de plantas nucleares son en muchos países los principales responsables de lo que se debería pagar en caso de un accidente. En Canadá, esta limitación de responsabilidad es de sólo 75 [irrisorios] millones de dólares. En el Reino Unido, es de 220 millones de dólares. En EEUU, cada propietario de reactor pone alrededor de 100 millones de $ en un depósito de indemnización a fondo perdido. El fondo total tiene un valor de 10.000 millones de $.

“Los proveedores son indemnizados incluso si han cometido negligencias” asegura Stensil para IPS.

GE no ha puesto nada en este fondo para cubrir el desastre de Fukushima, ya que no está en los Estados Unidos. Se han desentendido del problema, a pesar de que sabían que sus reactores tienen importantes fallos de diseño.

¡Un Momento! ¡Hay más!: 23 Reactores nucleares en USA utilizan modelos defectuosos

No es tan simple, sin embargo, y aquí es donde su silencio y la negación de lo que están haciendo, brilla con luz propia.

Hasta ahora no he explicado por qué Obama guarda silencio acerca de la contaminación radiactiva. Bueno, esa es la parte fácil:

Hay 16 plantasnucleares en los Estados Unidos que utilizan el modelo defectuoso de Reactor Mark 1.

Hay 16 plantas nucleares en Estados Unidos, con 23 Reactores, donde las barras de combustible se sitúan en un estanque a 30 metros por encima del suelo.

Cualquier admisión de que la radiación se ha propagado a través del Océano Pacífico y contamina el suelo americano es reconocer que la tecnología es inadecuada, y que esa misma tecnología defectuosa se utiliza en los Estados Unidos. El gobierno no quiere que nadie mire más de cerca la situación. No quieren que la gente se continúe haciendo preguntas acerca de por qué la radiación que se escapa del foco… está tan cerca de su casa.

Es mejor decir que la radiación está dentro de los niveles de seguridad, y si ocurriese un desastre llorar por aquellos dentro de la zona radiactiva y sostener que el resto del país está fuera de peligro, tal como sucedió justo después de Fukushima.

El hecho de que el Director General de GE trabaje para la administración Obama sólo pone de relieve los hechos. No hay manera de que Immelt no sepa nada después de tantos avisos que se le han dado a su compañía acerca de los defectos de diseño de su Reactor Mark 1, y si él lo sabe, el Gobierno lo sabe.

Hay que preguntarse, ¿por qué después de un evento de tal magnitud todos los artículos científicos y escritos en relación con el desastre van todos acorde? Es imposible tener tantos científicos y médicos de acuerdo a este nivel. Nada se ha publicado en relación con las elevadas tasas de cáncer de tiroides en la infancia, y de aborto espontáneo. ¿Por qué?

Después de Chernobyl hubo una plétora de documentos que anunciaban al mundo el aumento de riesgo de cáncer, riesgos para las mujeres embarazadas y para los niños pequeños. Sugiero [el autor original del artículo]que debido a que Chernobyl estaba en Rusia, donde no se utilizó la tecnología estadounidense, no hubo ocultamiento de los hechos [¿?].

GE no puede permitirse un pleito, y tampoco el gobierno de Obama. No quedaría bien que un Consejero de Estado del Presidente fuera arrastrado a los tribunales. Y hay una posibilidad de que no solo GE se hundiera como consecuencia de un caso así.

El Presidente sabe que la radiación de Fukushima es peor de lo que hubiera sido si los reactores utilizados en la planta tuvieran un diseño diferente.

Conocemos al gobierno de EEUU, la tarea delicada y peligrosa de la eliminación y el almacenamiento de las barras de combustible gastado va a tomar años, y un error puede incrementar el problema de diez veces.

23 sitios en América están utilizando los mismos reactores defectuosos y el gobierno no está haciendo nada al respecto.

El Presidente tiene la vida de decenas de millones de estadounidenses en sus manos y se niega a admitir siquiera que hay un problema. Tiene que entender que las gentes de la costa oeste no son sólo peones en su juego político. Más allá, debe explicar cuál es la causa de todas las muertes masivas de peces si es que no están relacionadas con el aumento de radiación.

Obama sabe que millones de ciudadanos estadounidenses están siendo envenenados debido en parte a un fracaso de la tecnología estadounidense. Se reconoce que el terremoto y el tsunami eran fuerzas de la naturaleza, pero el daño sufrido podría haberse reducido considerablemente de no haber utilizado el Reactor Mark1.

Nuestras centrales nucleares son viejas, pasadas de fecha de caducidad en muchos casos. No son sólo los reactores el problema. La central de Hanford, justo en el río Columbia en el estado de Washington, por ejemplo, filtra constantemente líquido radiactivo al suelo, y posiblemente al agua subterránea.

La situación en Fukushima está lejos de ser estable, y pasarán años antes de que algo parecido a la estabilidad aparezca por el horizonte.

Algo se tiene que hacer frente antes de que una de nuestras centrales envejecidas comience un  Fukushima ll.

Chris Carrington es escritor, investigador y docente con formación en ciencia, la tecnología y los estudios ambientales. Chris es editor de The Daily Sheeple, donde apareció este artículo. ¡Despierta rebaño!

Conclusiones

El autor del artículo parece que llora a su todopoderoso Presidente para que intervenga en el problema, reconozca la situación de emergencia por catástrofe y ponga los medios necesarios para solucionar el problema. Pobre. Es el Presidente el que a elegido al directivo de GE para su junta de gobierno. Mucho nos tememos que el presidente ya esté haciendo algo, pero en sentido contrario: minimización, manipulación y ocultación.

Es la corporación GE la pone la pasta que sea necesaria para que la reacción social y del gobierno no se produzca, no se genere escándalo ni demandas. Los hombres de negro. Ni estudios epidemiológicos ni evaluaciones de impacto ambiental se han producido. GE saca el dinero de Tepco y de Japón por vía de ayudas a la descontaminación y asistencia técnica. Esta operación a GE le sale gratis.

Al estar en el gobierno GE se asegura que si la opinión pública se revolviese y la sociedad civil solicitase la revisión de las centrales y reactores, serían ellos los encargados del desmantelamiento y el montaje de nuevas centrales. GE se ha introducido en el gobierno, lo cual es muy caro, en un momento muy preciso, y se mantendrá el tiempo que dure la catástrofe para controlar los flujos de información. Es un precio que pagan gustosos.

A pesar de que informes del 72 indican que el modelo Mark 1 es como una olla a punto de explotar GE tiene continua con la construcción de otros 30 de estos reactores. El último en Waterford en 1986. Aquí lista.

Para más wasa, adivináis a quienes les colaron uno de estos maravillosos reactores! Efectivamente, a los españolitos. Santa María de Garoña, la que no tiene fugas, la que no quieren cerrar a pesar de estar cerrada:

La central nuclear de Santa María de Garoña, en Burgos, y la de Fukushima, en Japón, poseen la misma defensa ante un accidente grave. Se trata del polémico sistema de contención Mark I, que ha sido objeto de análisis por supuestos fallos de seguridad desde comienzos de la década de 1970. Garoña utiliza el polémico sistema de seguridad de Fukushima

Ni a los animales se les trata tan mal.
Solo organizándonos y ejerciendo nuestra soberanía lograremos que los culpables de este y otros muchos abusos paguen su cuenta con la sociedad, el pueblo.

Para más información:

The Effects of Nuclear Testing Since 1945 Shows Us What We Can Expect From Fukushima 8.1.2014

36 Signs The Media Is Lying To You About How Radiation From Fukushima Is Affecting The West Coast 1.1.2014

Radioactive Water From Fukushima Is Systematically Poisoning The Entire Pacific Ocean 6.8.2013

General Electric Making “Bank” off Obama’s “Green” Stimulus Money; Over $3 Billion and Counting 12.7.2012

Fukushima is now leaking between 150-250 tons of radiactiva water into Pacific Ocean daily and if hypocrisy was uranium they power the hole planet

Fuente – LA TARCOTECA Contrainfo: América recibe su dosis Radiactiva de Fukushima: General Electrics en el Gobierno de EEUU
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s