Mundo Musulmán

El gran tesoro del Aga Khan viene de Toledo

14096442736731

El museo del millonario imán tiene un astrolabio español como estrella

El día 18 de septiembre, Aga Khan inaugura en Toronto (Canadá) el mayor museo de arte islámico de América del Norte.

Entre el millar de valiosas piezas que forman el Aga Khan Museum de Toronto (manuscritos, textiles, miniaturas, cerámicas, joyas, instrumentos musicales, textos médicos, obras de arte u otros objetos) destaca un astrolabio del siglo XIV de Toledo que compartieron musulmanes, cristianos y judíos para medir la altura de los astros. El sofisticado aparato se llamaba también buscador de estrellas y se utilizaba especialmente para la navegación. Este aparato, pionero en su sector, pasó de la península ibérica al continente europeo. Los nombres de las constelaciones se incrustaron primero en árabe y latín y, posteriormente, en hebreo. Una de sus funciones fue determinar la dirección hacia la Meca y fijar las horas para las plegarias. El aparato español se ha convertido en el cetro del museo de la avenencia de las civilizaciones.

“Una de las lecciones que hemos aprendido en los últimos años es que el mundo islámico y el occidental necesitan trabajar juntos de forma más efectiva para entenderse mutuamente“, ha dicho Aga Khan sobre el bien intencionado objetivo del centro artístico del que ha añadido: “Esperamos que este museo contribuya a conocer mejor todas las religiones, etnias, lenguas y diversidad social que configuran el mundo islámico”. Para hacer más patente la relación entre culturas y el cruce de civilizaciones, Aga Khan ha encomendado al arquitecto japonés Fumihiko Maki que centre el diseño del edificio en la luz y cómo se proyecta por todo el complejo arquitectónico a imagen y semejanza de los edificios emblemáticos de la arquitectura islámica.

El museo lleva ocho años en construcción y ha costado unos 200 millones de euros. Además del astrolabio español destacan los restos de uno de los barcos árabes más antiguos hallados hasta el momento. Los vestigios del naufragio del Belitung, del siglo IX, fueron hallados el siglo pasado. “Queremos resaltar el hecho de que hace muchos siglos que ya circulaba un comercio fluido y permanente entre el mundo islámico y el resto del mundo”, asegura Henry Kim, director del centro.

“El museo acoge una extraordinaria colección de piezas, auténticas bellezas que enseñarán la creatividad artística y las gestas de la civilizaciones musulmanas que poblaron territorios desde España a China. Los visitantes se sorprenderán al ver la cantidad de cosas de las civilizaciones musulmanas que se han incorporado al patrimonio cultural global y compartido“, añade Henry Kim.

Aga Khan, que mantiene nacionalidad británica aunque reside en Francia y desarrolla su labor de mecanas por todo el mundo, buscó en 2002 en Londres un lugar junto al Támesis para levantar esta iglesia que ahora se abre en Canadá. Los planes financieros del museo, que cuesta nueve millones al año, consisten en que en cinco años sea autosuficiente a base de donaciones, patrocinios, cuotas anuales, venta de entradas e intercambio de piezas u alquiler de obras.

Además de mostrar 11 siglos de historia del islam a través de hermosas piezas, el museo tiene previsto coleccionar artistas contemporáneos. Para ello ya tiene hilvanado un programa de exposiciones que demostrarán lo vivo que está el arte contemporáneo entre los artistas musulmanes a quienes les cuesta mucho trabajo abrirse una ventana en Occidente.

Fuente: http://www.elmundo.es/cultura/2014/09/02/5405780722601df2528b456f.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s