Actualidad

Sayyed Nasralá: La presencia militar rusa en Siria es positiva para la región

Equipo del Sitio Web de Al Manar
En una entrevista exclusiva con el canal Al Manar, el secretario general de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasralá, se refirió a diversas cuestiones regionales y locales. He aquí los principales puntos de la entrevista:

El incidente de la peregrinación

En un primer momento, Sayyed Nasralá lamentó la tragedia que ha afectado a la peregrinación en Meca estimando que este incidente es, sobre todo, una tragedia humana y una tragedia para los musulmanes en particular.

El indicó que este incidente no debe inscribirse en vez en el marco del conflicto político que sufre la región en el que Arabia Saudí participa alimentando guerras contra Siria y Yemen. Arabia Saudí es la que asume la dura responabilidad de garantizar la seguridad durante la peregrinación. Sin embargo, ella rechaza que algún otro país le ayude en esta tarea. Una lectura cronólógica de los incidentes que han tenido lugar en Meca durante cada peregrinación -como por ejemplo en los años noventa, en 2002, en que se produjeron avalanchas, y en 2006, en el que 300 peregrinos resultaron muertos- prueba que la organización de la peregrinación es deficiente y que hace falta tomar medidas.

Por otro lado, Arabia Saudí ha anunciado su intención de formar una comisión de investigación y es importante que ella esté compuesta de delegados de los países que han perdido a ciudadanos suyos durante este incidente trágico, como es el caso de Irán y los países del Magreb, que son los que más personas han perdido.

Esta tragedia ha puesto en cuestión a toda la gestión saudí, pero Arabia se niega a seguir otra vía que la suya. Podemos proponer como solución una supervisión sobre esta dirección que sea realizada por varios países musulmanes, aunque la dirección continúe siendo puramente saudí. Arabia no puede permitirse el rechazar la ayuda de otros países musulmanes en esta misión.

El refuerzo de la presencia militar rusa en Siria

Hezbolá es un partido libanés que disfruta de una cierta influencia los tema régionales. Esta influencia deriva también de nuestra alianza con ciertos países.

La evolución de los acontecimientos en Siria está nuestro favor por diversas razones

En primer lugar, se hace falta mencionar la resistencia del pueblo sirio durante cinco años en una guerra universal lanzada contra Siria para derrocar al gobierno de Bashar al Assad. Hay que recordar la resistencia de su Ejército, pero también el apoyo de sus aliados. La resistencia es un factor esencial.

A continuación, hay que mencionar las causas del fracaso de esta guerra contra Siria, como por ejemplo el fracaso estratégico de Obanma en la lucha contra el EI. EEUU ha entrenado a combatientes, ha llevado a cabo ataques aéreos y ha formado una coalición internacional. Y ellos han fracasado en todos sus esfuerzos.

Una consecuencia de la evolución de los acontecimientos en Siria es el retorno de los combatientes extranjeros a sus países de origen. Y también la cuestión de los inmigrantes, estos inmigrantes a los que los países que se jactan de defender los derechos humanos no pueden cerrar sus fronteras. Hace falta, pues, arreglar la causa y la causa es cesar la guerra en Siria.

EEUU creyó que Irán negociaría el tema de Siria a cambio del acuerdo nuclear. Y ellos pensaron que este acuerdo ofrecía la ocasión de alejar a Irán de Siria. Ellos se engañaron a sí mismos, porque Irán insistió en que el acuerdo se limitaría exclusivamente al tema nuclear.

Ahora, un nuevo factor ha sobrevenido: la decisión de Rusia de reforzar su presencia militar en Siria. No se trata de un refuerzo en el asesoramiento sino de tomar parte en combates.

Hace falta recordar que Rusia siempre ha apoyado a Siria, especialmente en la ONU, donde ha interpuesto su veto contra toda resolución dirigida contra ese país. Rusia ha respetado sus contratos de entrega de armas y tiene asesores y expertos militares en Siria, donde ella ha estado presente a nivel logístico. Esto no supuso una participación en los combates. Pero, a pesar de eso, EEUU apostó por que Arabia y Turquía convencieran a Rusia para que abandonara a Siria intentando seducirla por todos los medios, pero fue en vano.

¿Qué ha cambiado? Está la cuestión ucraniana, pero también la cuestión nuclear y las repercusiones del sistema antimisiles norteamericano. EEUU ha insistido en desplegar su escudo antimisiles en Europa como protección, según él, contra Irán. Sin embargo, tras la firma del acuerdo nuclear la “amenaza iraní” ya carece de base y Rusia ha pedido que este sistema no sea desplegado, pero EEUU ha rechazado la petición, lo cual ha reforzado las sospechas de EEUU hacia Rusia.

Está también la amenaza de los extremistas chechenos que combaten con el EI y el Frente al Nusra y que buscan regresar a Rusia.

Según mis informaciones, desde hace tiempo han existido conversaciones entre Rusia, Siria, Irán e Iraq a fin de crear una nueva alianza para la lucha contra el terrorismo.

Nosotros, en Hezbolá, saludamos la decisión de toda potencia que refuerce este frente y que nos ayude a derrotar la amenaza del terrorismo y, así pues, el factor ruso es positivo y tendrá importantes repercusiones.

La presencia rusa en términos militares se traduce en cazas de alto rendimiento, misiles de gran precisión y medios militares tecnológicos sofisticados, sin contar otros equipos y unidades. Sabemos que estos elementos serán muy influyentes en toda batalla del futuro.

Esta presencia puede también ampliarse, puesto que Rusia ha afirmado que si Siria le pide combatir a su lado, ella estará dispuesta.

Las consecuencias del acuerdo de Zabadani

Existen objetivos comunes para el Líbano y Siria y esto comenzó con la batalla de Qalamún y en la provincia (libanesa) de Arsal. Nuestra preocupación es la de proteger todas nuestras fronteras y estamos enfrascados en la batalla de Qalamún porque sabemos que los coches bomba eran confeccionados allí.

A continuación, hubo un Qalamún 2, es decir, la liberación de los alrededores de Qalamún, donde nuestro objetivo era tomar las colinas y montañas de la región para estrechar el cerco alrededor de los militantes armados.

A continuación tuvo lugar Zabadani. Esta última se había convertido en el refugio de todos los miltiantes takfiris de la región y representaba una amenaza para la ruta de Damasco, una arteria vital para el Líbano. La batalla de Zabadani recuerda a la de la batalla de Qalamún en sus objetivos.

Después de dos semanas desde el inicio de la operación, la situación de los hombres armados se hizo muy difícil. El terreno estaba controlado por el Ejército sirio y por Hezbolá. Los militantes armados pidieron ayuda a sus jefes, que pensaron en hacer presión y ligar la situación en Zabadani con la de Fuaa y Kefraya (dos localidades de mayoría shií de la provincia norteña siria de Idleb asediadas por grupos terroristas).

La batalla de Zabadani podía haberse concluido rápidamente, pero estimamos, después de realizar consultas con el Ejército sirio, que la nueva ecuación nos ofrecía una ocasión para socorrer a la población de Fuaa y Kafraya, que estaban rodeadas desde hacía siete meses.

El objetivo era que Zabadani no debía ser totalmente liberado para mantener una carta de negociación en el tema de Fuaa y Kafraya y, contrariamente a lo que hicimos en la batalla de Qalamún, donde dejamos una salida a los hombres armados a cambio de que abandonaran la batalla, no permitimos una opción similar a los hombres armados de Zabadani con el objetivo de liberar Fuaa y Kafraya.

Las negociaciones de Zabadani comenzaron primero con Mistura, que pidió un alto de los bombardeos contra Zabadani a cambio de la detención de los ataques contra Fuaa y Kefraya. Los iraníes respondieron que no eran más que mediadores de Siria y que el negociador era Siria.

Hubo reuniones luego en Turquía entre el mediador iraní y el de la ONU y representantes de los hombres armados.

Según el acuerdo logrado, los hombres armados y sus heridos abandonarán Zabadani en dirección a Idleb y los civiles serán evacuados de Fuaa y Kafraya. Esto último es importante, sobre todo dado que algunos sheijs takfiris difundieron fatuas en las que hablaban de lo que le esperaba a los residentes de estas dos localidades a fin de presionarlos para que se rindieran. Un alto el fuego será declarado durante seis meses en esos lugares.

En esta ocasión, saludo la resistencia de las gentes de Fuaa y Kefraya y la determinación del Ejército sirio a no abandonar estas ciudades.

Lo que nos importa es que la cuestión humanitaria de Fuaa y Kefraya ha sido resuelta y que Zabadani está ahora totalmente bajo el control sirio.

Tomaremos parte en toda acción que busque defender Al Aqsa

Nosotros tomaremos parte en toda acción que busque defender Al Aqsa.

La entidad sionista continúa siendo la principal beneficiaria de lo que sucede en la región. Los israelíes han definido dos opciones: si la Siria de Bashar al Assad permanece, es el eje de la resistencia el que gana, y eso a pesar del debilitamiento de su ejército o la destrucción del país, que será, sin embargo, reconstruido. Si Siria sale victoriosa, ello sería una amenaza estratégica para Israel.

Si Siria cayera en las manos de los militantes takfiris del EI esto significaría que Siria ya no sería una amenaza para Israel puesto que las fuerzas takfiris se matarían entre ellas. Y si deciden atacar Israel, sería fácil para este último atacarlas y, de este modo, para Israel esta opción en la mejor.

Sin embargo, se habla mucho en los círculos internacionales ahora de la necesidad de que Bashar al Assad continúe en el poder. Esto no satisface a Israel porque significa la victoria de Siria.

La visita de Netanyahu a Rusia fue para saber hasta dónde Putin piensa ir y para presionar para que las armas rusas que sean entregadas a Siria no lleguen a las manos de Hezbolá. Sin embargo, la presencia militar rusa en Siria reducirá el margen de maniobra de la aviación israelí en la región y, de este modo, ya nada será igual que antes.

Con respecto a Al Aqsa, Israel se beneficia de lo que pasa la región para proseguir su política de judaización y colonización. Cuando dije en uno de mis discursos que los árabes habían vendido la cuestión palestina, los israelíes respondieron que era verdad. Para Israel, ya no existe un mundo árabe. Al Aqsa está amenazada de destrucción y demolición, pero los israelíes saben que el riesgo de esto sería costoso. La oración de la fiesta del Id el Adha se ha convertido en una forma de resistencia. Los israelíes saben que si Al Aqsa estuviera realmente amenazada esto podría evolucionar de una forma peligrosa para ellos y producir una explosión en el rostro de Israel.

La guerra contra Israel no es irremediable, incluso si los israelíes insisten sobre este hecho. Ellos hablan de este modo en el marco de su guerra psicológica contra el Líbano y también para mantener a su ejército en un estado de alerta continuo. Dicho esto, la probabilidad de una guerra es siempre importante y esto nos obliga a estar siempre preparados para defender a nuestro pueblo. Sabemos que Israel hace la guerra cuando quiere y sin razones. Y así, debemos estar preparados en cada momento.

En lo que se refiere a Al Aqsa tomaremos parte en cualquier acción destinada a defender este lugar santo, pero no es ahora el momento de hablar de ello.

Yemen

El futuro de Yemen parece depender de la batalla de Maarib, sobre todo dado que Arabia y otros países árabes han concentrado sus fuerzas y han multiplicado sus operaciones para tomar esta ciudad. Según mis informaciones, ellos han llevado allí a combatientes de diferentes nacionalidades, como han hecho en Siria. Sin embargo, la resistencia del Ejército yemeni y de los comités populares ha infligido a las fuerzas de la coalición saudí duras derrotas. Esto podría abrir las puertas a las negociaciones.

Desde hace seis meses, el Ejercito y las fuerzas populares están rodeadas y son atacadas por ejércitos que cuentan con medios avanzados. Sin embargo, han logrado penetrar en el interior de Arabia Saudí y se han apoderado de varias localidades allí. Las imágenes muestran a un ejército saudí que abandona sus posiciones y no defiende su territorio, lo cual prueba que el ejército saudí no es más que una fuerza aérea y, hoy en día, las fuerzas populares combaten mejor que antes. La complejidad del terreno se ha incrementado. El futuro de toda negociación dependerá de la evolución de la situación militar. La solución política existe, pero Arabia la impide.

La guerra en Yemen es diferente a la de Libia, donde el conflicto es puramente interno. Desde el inicio de la guerra en Yemen hay una represión sobre un pueblo que desde el principio había pedido una asociación y la paz con todos sus vecinos, pero que ha sido castigado a causa de su posición política, de su apoyo al eje de la resistencia y porque su línea  se oponía al eje estadounidense. Esto es lo que nos ha llevado a apoyar a Yemen. Esta batalla está ligada a la cuestión palestina y a la resistencia.

Bahrein

Desde el inicio del movimiento, la opresión hacia este pueblo ha estado motivada por el sectarismo, porque se atribuye a su revolución un color confesional y se ha apostado por el desestimiento del pueblo bajo el yugo de las medidas de represión.

El príncipe Nayef ha propuesto como solución para Bahrein que las gentes regresen a sus casas, mientras que el régimen sirio, en contraste, ha aceptado sentarse alrededor de una mesa para discutir las reivindicaciones de la oposición. En Bahrein, el régimen saudí ha impuesto otra solución (represiva). Sin embargo, el régimen de Bahrein se verá confrontado a una realidad de la que no podrá escapar: la de hablar con su pueblo y responder a sus reivindicaciones.

Líbano

La mesa de diálogo ofrece la esperanza de hallar soluciones a ciertos temas del Líbano. Ella es la idea de Nabih Berri y nosotros la hemos apoyado con el fin de encontrar una solución a la crisis que sufre el país.

Irán no se inmiscuye en el Líbano y nosotros decidimos sobre el Líbano por nosotros mismos. Sin embargo, en lo que respecta a Arabia, esto es diferente, puesto que este país se inmiscuye en los asuntos internos del Líbano e impone sus puntos de vista a sus aliados locales.

El hecho de escoger como candidato presidencial al general Michel Aún está vinculado a sus cualidades. Queremos un presidente que no pueda ser comprado, que no se pliegue y que no tenga miedo a afrontar las amenazas y hacer frente a los peligros.

Creemos la que las oportunidades para que él sea elegido Presidente están siempre presentes. Algunos vinculan la cuestión presidencial a la coyuntura regional, pero pensamos que los eventos regionales discurren en nuestro favor y que las oportunidades de que Aún sea elegido son ahora mayores.

El general Aún es un hombre realmente independiente y autónomo y no está vinculado ningún país. Es lo suficientemente valeroso como para oponerse a cualquier estado si fuera necesario.

No hay límites temporales para su candidatura. Es el general  el que decide si quiere retirar su candidatura o no. Nosotros estamos con él sin límites.

Hay una receta para el arreglo de cualquier crisis en un país. La solución es volver al pueblo. El problema es que nuestra Constitución no menciona el referéndum, como sucede en la mayoría de países del mundo. Cuando hay un problema, la Constitución lo reenvía al Parlamento. El pueblo sólo puede expresarse cuando elige al Parlamento.

La entrada en la democracia debería de realizarse por medio de una ley electoral basada en la proporcionalidad, puesto que ella ofrece a todo el mundo la oportunidad de hacerse representar. Ella permitiría a nuevas categorías de personas estar presentes en el seno del Parlamento y serviría para paliar la división que existe en esta institución entre los grandes partidos y para establecer una verdadera asociación en el seno del poder.

La eficacia de la mesa de diálogo entre Hezbolá y la Corriente del Futuro deriva del hecho de que ella reduce la tensión en la calle y permite una cierta comunicación que sirve para romper el hielo.

En cuanto al movimiento popular de protesta comenzó, nosotros adoptamos una posición neutra porque no conocíamos nada de este movimiento, de sus jefes y de sus objetivos, salvo que sus eslóganes eran justos.

Sin embargo, cuando el movimiento evolucionó y nos pidió participar en las protestas, nosotros nos abstuvimos, puesto que no seguimos a nadie, sea quien sea y de la forma que sea.

En lo que a nosotros respecta, apoyaremos sin más a cualquier movimiento que haga reivindicaciones justas.

Nosotros en Hezbolá, estamos en contra de toda participación en cualquier movimiento popular de protesta, porque nuestra participación podría sabotearlo, ya que éste sería acusado de estar al servicio de Hezbolá, como ha sucedido ya de hecho con este último movimiento, que fue acusado de ser un segundo 8 de Marzo (la coalición política de la que Hezbolá es miembro).

Este movimiento de protesta está compuesto de jóvenes, que no tienen relación con el exterior. Nuestra posición es que no nos oponemos a sus reivindicaciones. Nosotros las apoyamos sin más.

Hezbolá no se ha retirado de la escena social. Estamos preocupados por las cuestiones sociales de nuestro pueblo. Nuestro partido ha ofrecido grandes sacrificios como la reconstrucción del sur del Líbano y el Suburbio del Sur de Beirut tras las agresiones israelíes. Desgraciadamente, nuestro problema es con el Estado, que está ausente en estos temas debido a la estructura confesional.

Nosotros entramos en el gobierno a fin de preservar la seguridad en el país y la paz civil.

Y la experiencia ha demostrado que nuestra elección fue acertada. Durante la guerra de 2006, nuestra presencia en el seno del gobierno evitó una catástrofe. Y, paradójicamente, cuando estuvimos fuera del gobierno, ellos (el ejecutivo de Fuad Saniora, de la Corriente del Futuro) tomaron la decisión con respecto al sistema de comunicación (desmantelar el sistema de comunicación de Hezbolá en lugares de Beirut), lo que provocó los incidentes del 7 de mayo (de 2008).

En lo que respecta a la corrupción, la reforma no comenzará por el gobierno, sino por el Parlamento.

La lucha contra la corrupción es un gran debate. Nosotros somos un partido con un número modesto de diputados y capacidades modestas. Asumimos la responsabilidad de la defensa de nuestras fronteras y esto supone grandes esfuerzos humanos, militares, y logísticos. Asumismos la seguridad en el país porque aquel que puede hacer una guerra no quiere hacerla y el que no puede tendrá que hacerla… Asumimos nuestro papel político, pero no podemos asumirlo todo. Yo os pido que todos asuman esta batalla, la de la corrupción.

Source: Al Manar

26-09-2015 – 11:47
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s