Islam

‘Id al-Mab’az: El Día del Resurgimiento de los Valores Humanitarios

Según la Agencia Noticiosa de Ahlul Bait (P) (ABNA) – Es el día de una mera conmemoración del descenso del Arcángel Gabriel en el Monte Nur, la Cueva de Hira con los primeros versos del Sagrado Corán, preguntando al aparentemente ignorante de 40 años de edad, Muhammad ibn Abdullah (Bpd):

“¡Lee en el nombre de tu Señor que os creó!; quien ha creado al hombre a partir de un coágulo; ¡Lee, que tu Señor es el más Generoso!; Quien os enseñó (escribir) por medio del cálamo (pluma); Quien enseñó al hombre lo que no sabía. Sura Al Alaq (del Coágulo): 1–5.

¿La ocasión simplemente significa la designación del Profeta Muhammad (Bpd) como el Último Mensajero del Todopoderoso a la humanidad y nada más?

Si las respuestas son afirmativas, los musulmanes realmente han fracasado en comprender adecuadamente el significado de Mab’az, y eso explica la causa del estado actual de estancamiento de las sociedades musulmanas.

De hecho, Mab’az, que significa resurgimiento, es el día más importante en el que el sol ha brillado. Es el resurgimiento no sólo de los valores humanitarios, sino del propósito básico de la vida y la meta hacia la cual la humanidad se está moviendo. Por lo tanto, es más significativo que la creación de Adán y el comienzo de la raza humana. Es más importante que la separación de las aguas del mar para que al Profeta Moisés (P) se le permitiera el paso seguro de la opresión del Faraón. Es más precioso que el milagroso nacimiento virginal del Profeta Jesús (P) sin la asociación de ningún varón para su madre, la Virtuosa María (P).

En otras palabras, Mab’az no es una ocurrencia espontánea en el paisaje árido de la Península Arábiga. Por el contrario, es la marca de agua más alta de la historia que separa el bien del mal y remueve el bien del mal; Para la cual la humanidad estaba siendo preparada a través de una cadena larga e ininterrumpida de mensajeros divinos que abarcan diferentes épocas y varias regiones geográficas a fin de construir la mentalidad para el único mensaje universal, el Islam.

Una mirada al estado de la humanidad antes y después de la proclamación de su misión por el Profeta Muhammad (Bpd) confirma este punto. Es por eso que la sociedad preislámica, no sólo de Arabia sino también de los mundos supuestamente civilizados de los romanos, los persas, los chinos, los indios, etc., se le llama Yahiliyya o la Era de la Ignorancia.

El tiempo y el espacio no me permiten entrar en los detalles, pero incluso una mirada superficial a las civilizaciones que he mencionado, revela que a pesar de sus pretensiones de poder y logros materiales, carecían de fundamentos humanitarios tan básicos como el Monoteísmo o la fe en el solo y Único Creador, a excepción del reino árabe Ghassánida (cristiano monofisista); Igualdad de todos los seres humanos sin ninguna distinción de color, raza, lengua y clase; La justicia social como el privilegio de cada individuo incluyendo aquellos que se adhieren a otras creencias; El derecho de las mujeres a poseer bienes, casarse según su voluntad, salvaguardar su honor e individualidad mediante la observación de la modestia y hiyab que ninguno tiene derecho a violar; La compasión, el perdón, la generosidad, el habla veraz, que son tan instrumentales en la promoción de la paz y la fraternidad; La negativa a someterse a la opresión y la última pero no la menor racionalidad que no sólo niega las supersticiones sino que otorga la libertad de educación a todos, descartando así la manipulación de la ciencia y el conocimiento por intereses creados.

Por lo tanto, el marcado de Mab’az significa la renovación de la lealtad a todos los principios igualitarios que hacen un verdadero musulmán y conducen a la construcción de la verdadera Ummah islámica monolítica, que el Profeta Muhammad (Bpd) predicó a través de la demostración práctica y que el actual Mundo musulmán ha descuidado en gran medida en su propio detrimento.

Sin duda, la misión del Profeta Muhammad (Bpd) fue predicha en todas las escrituras celestiales, lo que significa que el 27 de Rayab fue el día formal de la cita Divina de la Misericordia a la Creación, quien dice en uno de sus famosos hadices: “Yo ya era Profeta cuando Adán todavía estaba en el estado (increado) entre el agua y la arcilla”.

Pero ¿quién fue el primero y más importante en dar testimonio de la misión del hombre que pronunció ese artículo de fe monoteísta: “Ash-hadu an la ilaha ila-Allah (yo testifico que no hay más dios que Allah)?”. Su primo y pupilo, el Imam Alí ibn Abi Talib (P), por supuesto, que fue testigo del glorioso acontecimiento del 27 de Rayab en el Monte Nur y que tan admirablemente se relata en uno de sus sermones famosos en el Nahy al-Balagha. Por otra parte, fue su testimonio de la misión del Profeta Muhammad (Bpd), como un niño de diez años que completó el kalima que cada musulmán recita hasta el día de hoy: “Ash hadu anna Muhammadan Rasul-Allah (yo testifico Muhammad es el Mensajero de Allah).”

Se aconseja a los escépticos examinar el contenido del Milagro del Profeta, el insondable tesoro de sabiduría, es decir, el Sagrado Corán, que confirma en las siguientes palabras la posición en jerarquía celestial de la persona que fue considerada el Corán Viviente (Qur’an Natiq):

Los infieles dicen: «¡Tú no has sido enviado!» Di (¡Oh Muhammad!): «Allah basta como testigo entre yo y vosotros, y quienes tienen la ciencia de la Escritura». (Corán; 13:83).

Jalil Sahurie

 

Fuente: http://es.abna24.com/news/titulares/id-al-mabaz-el-dia-del-resurgimiento-de-los-valores-humanitarios_825837.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s