arabia saudi

Catar sale del asedio creando su propia coalición de poder

ha notado un cambio importante en la campaña sin precedentes de presión a Catar, iniciada el 5 de junio por Arabia Saudí y sus aliados.

El primero en criticar el bloqueo de Catar ha sido el presidente de Turquía, Recep Tayip Erdogan, quien mandó al país a su canciller Mevlut Cavusoglu. Luego, otros países, como Irak, se negaron a apoyar la coalición anti-Catar.En este contexto, Arabia Saudí y Egipto, líderes de la campaña en contra de Doha, se vieron obligados a aliviar la presión sobre el emirato, escribe el diario ruso Kommersant.

El presidente turco Erdogan se adjudicó el papel de principal defensor de Doha, advirtiendo de los peligros y consecuencias de largo alcance de la política aislante que llevan los países del golfo Pérsico. “El aislamiento de Catar es un error fatal que contradice los valores islámicos”, señaló Erdogan.

El mandatario turco apoya a Catar no solo con palabras, sino también con acciones: ha firmado una ley sobre la colocación en Catar de tropas turcas “para mantener la estabilidad en la región”.Las acciones de Ankara se deben al hecho de que la crisis que se ha encendido amenaza con dañar a la propia Turquía, en particular, con la creación de nuevos focos de tensión y reducción de su influencia en Oriente Próximo, creen los autores del artículo.

La declaración del presidente Erdogan coincidió con los comentarios sobre el mismo tema del primer ministro iraquí, Haider al-Abadi, que expresó la opinión de que las medidas de castigo contra el emirato están dañando al pueblo y no a las autoridades. El juego contra Catar tampoco le gusta a Kuwait, Omán, Marruecos y Jordania.

Fuera de la región de Oriente Medio, uno de los primeros en resistirse al rompimiento de las relaciones diplomáticas con Catar fue el primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif. El país islámico podría obtener el apoyo incluso de Europa, ya que los importadores europeos de hidrocarburos cataríes no quieren el deterioro de la situación en la región y llaman a una pronta resolución del conflicto.El profesor de la Universidad Humanitaria de Rusia Grigori Kosach explicó a Kommersant que Catar tiene influencia sobre los países en los que existen poderosas organizaciones que representan el movimiento islamista Hermanos Musulmanes (prohibido en Rusia).

“En Jordania, los miembros del movimiento están representados en el Parlamento. En Turquía, el Partido de la Justicia y el Desarrollo que está en el poder se remonta a los Hermanos también”, recalcó.

Caza F-15 (Archivo)
© AP PHOTO/ ARIEL SCHALIT

El analista político tunecino Youssef Sherif también aseguró a Kommersant que “la cooperación de Turquía y Marruecos, junto con los esfuerzos de Omán y Kuwait, puede tener un impacto positivo en la resolución de la crisis actual”.Todo esto sugiere que alrededor de Catar comienza a desarrollarse una coalición alternativa, capaz de hacer frente a Arabia Saudí y a sus aliados, resume Kosach.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s