Actualidad

Presidente Maduro sobre la situación en Venezuela

En la entrevista, emitida este jueves simultáneamente en las cuentas de YouTube y Facebook de HispanTV, el mandatario aborda desde Caracas, capital venezolana, las amenazas hechas por su homólogo estadounidense, Donald Trump, quien reiteró que “todas las opciones estaban sobre la mesa”, incluida la de una agresión militar, y recalca que esas amenazas “causan una gran indignación en el pueblo” de la República Bolivariana.

“Todas las encuestas dicen que más del 90 % de los venezolanos rechazan cualquier invasión militar de EE.UU., cualquier amenaza de agresión militar de EE.UU.”, destaca el presidente, para seguidamente subrayar que su país está “cohesionado” y “unido” en torno al repudio a las declaraciones de Donald Trump.

A juicio de Maduro, el presidente estadounidense “se ha dejado llevar a una posición extremista de insensatez, a una posición impresentable. Y además, ha dejado ver lo que es su verdadero deseo de dominar, conquistar, someter a Venezuela”.

El dirigente bolivariano se muestra convencido de que el problema de Trump “no es la democracia venezolana”, que “es fuerte”, ni ninguna crisis o ayuda humanitaria. El problema de Trump son “las riquezas de Venezuela, el petróleo, el oro, el gas, los minerales estratégicos, las riquezas, el agua”, a los que se suma la gran fortaleza del país a la hora de controlar su propio modelo económico, político, social y cultural.

“Así, esta amenaza yo la rechazo totalmente y, además, me parece una forma verdaderamente inusual y una forma más que inusual, una forma detestable de iniciar una precampaña electoral”, hace notar Maduro, en referencia a las declaraciones de Trump en la Universidad Internacional de Florida en Miami, donde reafirmó su postura antivenezolana.

El mandatario observa también que Trump inició su precampaña electoral en la Florida, su “última trinchera de votos”. “Está perdiendo todas las encuestas y todos dicen que cualquier candidato demócrata le va a sacar más de 10 puntos en las encuestas. Está desesperado y se ha dejado enamorar por la idea de que, atacando a Venezuela y también a Cuba, Nicaragua, y tomándose discursos retóricos de la Guerra Fría él se va a recuperar y creo que pudiera ser más bien su hundimiento”, vaticina.

El plan estratégico de EE.UU. es arrasar con la Revolución Bolivariana

Arrasar con la Revolución Bolivariana es el objetivo de los sectores de extrema derecha que tienen el poder en EE.UU., indica Maduro, yendo hasta afirmar que la Casa Blanca está tomada por el Ku Klux Klan, “que es la supremacía imperial sobre los pueblos, la supremacía racial sobre los pueblos, creerse superiores”.

Los estadounidenses, según el mandatario, han sacado de “la tumba de los recuerdos” la doctrina Monroe, del presidente estadounidense James Monroe (1817-1825), que decía “América para los americanos”: “O sea toda nuestra América para ellos, todas nuestras riquezas y todo nuestro poder para ellos”, resume Maduro.

Esta doctrina, añade el mandatario, “que fue tan nefasta” en los siglos 19 y 20 y que “parecía ya enterrada para siempre”, “la han traído expresamente y la están aplicando en todo el continente” americano.

“Y a Venezuela la tienen como centro de un ataque, porque creen que revirtiendo y destruyendo la Revolución Bolivariana ellos podrán recolonizar y dominar todo el continente. Es el plan estratégico de ellos que nosotros le hemos impedido”, asevera el presidente de Venezuela.

La Revolución, destaca, “tiene su fortaleza moral, su fortaleza política, su fortaleza militar”, y Venezuela no está “desvalida”, sino que “tiene su poder”, ejercido “permanentemente a nivel nacional e internacional”.

Maduro enfatiza que “Venezuela es para Venezuela”, y señala que toda la ofensiva actual es “una prueba”. “Estoy seguro que de estos retos y de estas pruebas vamos a salir más fortalecidos estoy más que seguro de eso”, pronostica.

Reflujo de progresismo en América Latina aguantará intervenciones

El continente americano, recuerda el mandatario, “aguantó todo un siglo” de intervenciones, en los 1800, y después las dictaduras impuestas en el siglo 20, de hasta décadas de duración, como la dictadura de Augusto Pinochet en Chile. “Y despertamos al siglo 21 con una gran esperanza, con un nuevo liderazgo”, rememora.

Sobre el futuro, Maduro prevé que “a partir de la resistencia de Venezuela, a partir de la victoria de los países del ALBA, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, y a partir de la derrota de estas posiciones extremistas, va a florecer una nueva ola de cambios progresistas en América Latina”

Aunque reconoce que el momento actual es “de dificultad” y que “el imperialismo va imponiendo su hegemonía en algunos países”, a juicio del jefe de Estado esas corrientes “ya no son alternativa”.

“¿Qué le ofrece el neoliberalismo y Donald Trump a los argentinos? ¿Más privatizaciones, más robos de derechos sociales, más ataques a los pensionados? ¿Qué les ofrece del progreso? Nada. ¿Qué le ofrece el neoliberalismo y la derecha extrema a los brasileños? ¿Más privatizaciones, más robos de sus derechos sociales?”, plantea Maduro.

En opinión del presidente de Venezuela, los políticos de la actual ola reaccionaria “van a hundir como nunca antes se vio al proyecto oligarca”, por lo que “hay que resistir”. “La base de nuestra resistencia está en el levantamiento de una gran y nueva esperanza en América Latina”, afirma.

Tomamos en serio las amenazas militares de EE.UU. y estamos preparados

Siempre que el imperio norteamericano amenaza militarmente a un país, advierte Maduro, hay que tomarlo en serio. “No hay opción para no tomarlo en serio. Nosotros estamos preparando a nuestro pueblo a nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Venimos de ejercicios de cinco días, de despliegue de todo el sistema de armas”, señala.

“Venezuela tiene un importante sistema de armas que hemos adquirido a Rusia a China, y hemos venido modernizando toda nuestra Fuerza Armada profesional, y hemos venido ampliando la milicia nacional bolivariana. Ya para el mes de abril llegamos a dos millones de milicianos y milicianas, y nuestros preparativos son en serio para defender nuestras fronteras”, agrega.

El presidente asegura que todas esta medidas son para defender la integridad territorial del país y para responder a “cualquier locura” de quien “se atreva” a atacar la paz, la independencia y la soberanía de Venezuela. “Nosotros no tenemos miedo, nos preparamos con serenidad y creemos que con la preparación nuestra vamos a garantizar la paz en nuestro país, que es lo más importante, seguir en paz y resolver los problemas de los venezolanos en paz, en democracia, a través del diálogo”, defiende el mandatario.

La ayuda humanitaria es un “show de mal gusto”

En cuanto a la agitación internacional en torno a una supuesta entrega de “ayuda humanitaria” a Venezuela a través de la frontera con Colombia, Maduro subraya que en primer lugar cree que es “un show de mal gusto (…) para esconder la provocación y la agresión contra Venezuela”.

Iván Duque, presidente de Colombia, hizo recientemente un viaje a Washington (capital de EE.UU.) y “ahí vino envalentonado con órdenes precisas de provocar a Venezuela”, dice Maduro, antes de advertir de que Duque está situando a Colombia como “plataforma de la agresión contra Venezuela”.

Respecto a un concierto programado el próximo sábado en Cúcuta (este de Colombia), muy cerca de la frontera, el mandatario indica que “los artistas internacionales que van a ese show deben saber que se están prestando para una provocación”, camuflada tras una “cortina de supuesta ayuda humanitaria”.

Ante esta situación, Maduro asevera que Caracas va a tomar medidas para garantizar la paz y la tranquilidad durante esa operación. “Yo ruego a Dios que nos dé sus bendiciones y que todo transcurra y no trascienda más allá de un showartístico”, dice.

Paralelamente al concierto de Cúcuta, señala el mandatario, artistas venezolanos y movimientos culturales han convocado a un gran evento, al otro lado de la frontera, consistente en la celebración de dos grandes conciertos. 

“Y además va a haber ayuda humanitaria para el pueblo colombiano. Vamos a llevar médicos, vamos a llevar enfermeros, vamos a llevar primeros auxilios, medicina, y también hemos dispuesto de 20 000 cajas CLAP (Comité Local de Abastecimiento y Producción), con un mercado completo de más 30 productos para 20 000 familias de Colombia. Vamos a dar una ayuda solidaria, verdadera, al pueblo colombiano”, anuncia Maduro.

El dirigente bolivariano expresa su esperanza de que los conciertos “transcurran en paz” y se pueda con ellos “neutralizar cualquier falso positivo” y “cualquier provocación que se pretenda desde Colombia”.

Militares no se levantan contra Maduro porque lo conocen bien

Sobre los intentos impulsados desde el exterior por provocar un levantamiento militar contra el Gobierno venezolano, Maduro explica que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) no se levanta porque es una fuerza “cohesionada en su moral, en su concepto estratégico, en su doctrina, comprometida con la Constitución”.

“(La FANB) me conoce, sabe que soy un hombre del pueblo, soy igual que ellos. Sabe que yo no vengo de la Escuela de las Américas (nombre de una organización de instrucción militar estadounidense), sino que vengo del movimiento estudiantil, del movimiento sindical, del movimientos de los barrios; que soy un venezolano de verdad, un venezolano profundo, y que vengo de la escuela de nuestro comandante (Hugo) Chávez; y saben que en todos estos años he procurado el desarrollo, no solo del país, sino la atención especial de nuestra Fuerza Armada. Tenemos un nivel de unión espiritual, moral profundo”, apunta.

Los militares venezolanos, advierte el mandatario, están dispuestos a defender su patria. La FANB “tiene mucha consciencia y siente una gran indignación (…) con las declaraciones que dio (el presidente de EE.UU.) Donald Trump, pretendiendo erigirse en (su) comandante en jefe (…), dándole orden a los militares venezolanos desde Miami”.

“Corre en todos los cuarteles y unidades militares una indignación total que ha sido expresada con un comunicado oficial que ha leído el general en jefe”, el ministro de Defensa Vladimir Padrino López, manifestando “la profundidad del pensamiento militar, del compromiso militar revolucionario que tiene la Fuerza Armada”, explica Maduro.

Medios internacionales hacen invisibles a los simpatizantes de Caracas

Sobre la razón por la que la base social del chavismo se mantiene leal al Gobierno pese a las dificultades económicas, Maduro recuerda la existencia de un “poder popular organizado en consejos comunales, más 40 000, y en comunas, más de 3000”, así como de los CLAP, “que atienden a seis millones de familias”. “El 80% de las familias son atendidas por los CLAP, les llevan sus mercados, su asistencia”, insiste.

“Nosotros tenemos un sistema llamado ‘el carné de la patria’, que atiende a 18 millones de venezolanos, y tenemos una política educativa, cultural, de salud, de vivienda (…) que llega a la mayoría. Nosotros hemos logrado la meta de 100 % de pensionados”, detalla el líder bolivariano.

Venezuela, agrega Maduro, tiene “una política social, de protección social, de inclusión social y de conciencia, que se expresa en todas las coyunturas” que se plantean. Con todo, el mandatario reconoce: “Nos faltan muchas cosas por hacer, nos falta mucho por avanzar todavía, el estado óptimo está lejos (…), pero hay un poder popular y un pueblo consciente, movilizado”.

Todo ello, critica, es “invisible” porque los medios de comunicación televisivos de Occidente y las redes sociales no lo sacan. “Aquí todos los días ocurren grandes movilizaciones del pueblo en todas las ciudades del país. Cuando la oposición venezolana convoca sus movilizaciones y sus marchas, siempre nosotros hacemos movilizaciones dos, tres, cuatro, cinco veces más grandes, poderosas y combativas que la propia oposición, pero la BBC de Londres, CNNNBCFox y todos los medios internacionales solo sacan una cara y nos hacen invisibles”, lamenta.

“Por eso digo, somos los invisibles y también somos los invencibles. Aquí hay un poder popular, que se ha aprobado además en elecciones (…) Tenemos una legitimidad verdadera (…). Somos de verdad, el chavismo es de verdad, es una fuerza existente, reivindica el presidente.

“Nosotros en estos conflictos nos crecemos, no nos echamos para atrás, echamos para delante”, reincide el mandatario, para a continuación asegurar que el chavismo está preparado para seguir gobernando el país muchos años, “más allá de Nicolás Maduro”. “Esto no es el problema de un hombre, es problema de un proyecto histórico, de una fuerza popular y de un destino que tenemos marcando”, considera.

En lo económico, nuestro horizonte es lograr estabilidad y recuperación

En relación con la economía del país, y en concreto el precio del dólar paralelo, que en las últimas semanas ha mantenido cierta estabilidad en las cotizaciones, según algunos estudios, el jefe de Estado venezolano dice que “desde diciembre pasado, el Gobierno viene tomando medidas de carácter monetario, de carácter fiscal, para contener el ataque del dólar paralelo, del dólar criminal”.

Sin embargo, a pesar de asegurar que “hay éxitos parciales”, resalta que aún no se puede cantar victoria. Los éxitos parciales, conforme al mandatario bolivariano, “han detenido el crecimiento alocado de la hiperinflación”.

El Gobierno venezolano, afirma, actúa en varios frentes para proteger a la población.

Primero: el empleo; “estabilizar el empleo y cuidarlo”. En este sentido, recuerda que en 2018 Venezuela terminó con un 6 % de desempleo, “una buena cifra”, considera, al tiempo que señala que, del empleo total del país, el 60 %, o más, “es un empleo formal, protegido”.

Segundo: también se ha trabajado en el cuidado especial de los ingresos, “de los ingresos por salario, de los ingresos por pensiones”, para luego señalar que, a través del carné de la patria y de bonos extraordinarios, más de 8 millones de venezolanos reciben permanentemente bonos mensuales y extraordinarios para combatir la hiperinflación.

Tercero: en el campo económico monetario, afirma que “estamos haciendo buenas actividades”. En esta línea, señala que viene trabajando para que a mediados de este año en curso el país pueda tener “dos buenos momentos que coincidan”.

Un buen momento político, prosigue Maduro, con el intervencionismo y el golpismo derrotados, con la fortaleza y la democracia venezolana demostradas, y con un mayor nivel de estabilidad, paz, y un buen nivel de diálogo nacional;  junto a un buen momento económico, donde el tipo de cambio esté estabilizado, se acabe con “el dólar criminal”, se estabilicen los costos, los precios, la inflación del país y se pueda tomar el rumbo de crecimiento económico, como ha sido, explica, el objetivo del programa de recuperación económica que el Gobierno venezolano activó en agosto pasado.

“Que coincidan dos buenos momentos: un momento político de estabilidad, de victoria, y un momento económico de recuperación, que va a permitir el florecimiento de las fuerzas productivas que Venezuela tiene y que son muchas (…) Ese es el horizonte nuestro”, expresa Maduro.

El que se perjudica más con el bloqueo a las exportaciones es EE.UU.

En lo tocante al bloqueo aplicado a las exportaciones petroleras de Venezuela por Estados Unidos, que ya dura varias semanas, el jefe de Estado bolivariano asegura que “quien se hace daño con las medidas es el propio EE.UU.”, que ahora “tiene que ir a otros lugares del mundo a conseguir un petróleo más pesado, más viscoso y más caro”.

El presidente Donald Trump, dice Maduro, debería saber que el petróleo venezolano es mejor y un poco más barato, pero, afirma, “lo engañan con informes”. “Se han autoinfligido un daño”, puntualiza.

Maduro reconoce que, al “tratar de hacernos daño, nos crean las cosas más difíciles”; “nos crean dificultades que vamos superando”, señala. Sin embargo, pese a todo ello, “el petróleo que produce Venezuela está en los mercados internacionales, y estamos cobrando a tiempo y esos ingresos están llegando al país”, declara.  

De igual modo, comenta que él personalmente está elaborando un plan de recuperación y despliegue de la nueva PDVSA (Petróleos de Venezuela, S.A.) y que en los próximos días hará importantes anuncios.

El líder socialista asevera que Venezuela “va a elevar su producción petrolera”, para después pronosticar que “todo nuestro petróleo tendrá mercado internacional y ese dinero va a seguir ingresando al país”.

El camino del diálogo siempre se mantendrá y será bienvenido

Sobre las conversaciones que mantuvo una delegación del Gobierno chavista, encabezada por el canciller venezolano, Jorge Arreaza, con el enviado del Gobierno estadounidense para “el tema venezolano”, Elliott Abrams, en Nueva York (EE.UU.), Maduro dice que “todo lo que sea diálogo, bienvenido”.

“Si tenemos que hablar con el diablo, nos echamos agua bendita y hablamos con el diablo”, indica el mandatario venezolano.

A este respecto, según dice, mantendrá el camino del diálogo para buscar la paz, el entendimiento y un acuerdo, y trabajará siempre “para que las cosas tomen un mejor rumbo”, en alusión a las presiones que ejerce EE.UU. contra Venezuela.

El presidente bolivariano expresa, además, su deseo de que los caminos del diálogo con la Administración estadounidense “se mantengan y abran posibilidades de un entendimiento verdadero”.

“Yo creo en la palabra, en la diplomacia, en la política, a pesar de las agresiones y de las inmensas diferencias que tenemos, y que tengo, con el Gobierno de EE.UU. estoy seguro de que, si Donald Trump y yo conversamos, y él escucha la verdad de Venezuela, las cosas podrían tomar otro rumbo”, afirma Maduro.

Igualmente, se pronuncia sobre la llegada, en los próximos días, a Caracas (capital venezolana), de una delegación técnica de la Unión Europea (UE), más Uruguay.

“Bienvenido todo aquel que venga con respeto, si vienen con respeto, serán recibidos”, recalca el mandatario bolivariano.

La UE, de acuerdo con Maduro, ha cometido un “error de origen con Venezuela”. “Su grave y gran error es que solo escucha a una parte, escucha a la derecha, y cree que todas las mentiras de la derecha (…) Bruselas repite todo el guion de la derecha y del Gobierno de Donald Trump”, subraya.

Yo creo en la palabra, en la diplomacia, en la política, a pesar de las agresiones y de las inmensas diferencias que tenemos, y que tengo, con el Gobierno de EE.UU. estoy seguro de que, si Donald Trump y yo conversamos, y él escucha la verdad de Venezuela, las cosas podrían tomar otro rumbo”, afirma el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Maduro lamenta que la UE se haya puesto a “la cola” de EE.UU. en la agresión contra Venezuela y advierte que si un día su país fuera agredido, Bruselas se mancharía las manos de sangre “otra vez”, como lo hizo en Irak, Libia y Siria.

Por eso, argumenta, “siempre les digo a los enviados de la UE que escuchen la verdad de Venezuela, busquen un equilibrio, rompan el desequilibrio que tienen hasta ahora”, para luego aseverar que van a demostrarle a la UE que la decisión que algunos de ellos han tomado es inconstitucional en Venezuela.

“(Ellos) desconocen el marco interno, desconocen al Tribunal Supremo, es una posición aventurera que le hace un gran daño al derecho internacional, al multilateralismo”, zanja Maduro.

Por otro lado, el jefe de Estado venezolano dice que va a colaborar, en todo lo que pueda, por que la iniciativa del mecanismo de diálogo creado en Montevideo, capital uruguaya, ideado por Uruguay, México, Bolivia y 14 gobiernos del Caribe, tenga éxito.

Los pueblos musulmanes del mundo apoyan la Revolución Bolivariana

El presidente venezolano agradece el apoyo que países como Irán y otros pueblos de la región de Oriente Medio y, en general, de la comunidad islámica, brindan a la Revolución Bolivariana.

“Nosotros recibimos permanentemente las bendiciones y el apoyo de los pueblos musulmanes del mundo. Les doy las gracias por sus oraciones y por sus bendiciones”, expresa el gobernante venezolano.

En particular, agrega, a la República Islámica de Irán, a su presidente, Hasan Rohani, al Líder iraní, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, de quien dice que es “un hombre sabio”. “Valoramos todo su respaldo moral y político”.

Además, recuerda que, a la Revolución Islámica de Irán, que acaba de celebrar su 40.° aniversario, también le ha tocado pasar situaciones difíciles y “han demostrado (los iraníes) que sí se puede”.

Venezuela, aduce, “va a sobreponerse a todas estas agresiones, vamos a sacar grandes lecciones, vamos a fortalecer nuestra vida política, nuestra vida económica, nuestra vida social, y nuestra capacidad de defensa”.

En cuanto a este tema, Maduro subraya que la “batalla” que los venezolanos están dando, no es solo por Venezuela, es una batalla por la “independencia”, la “dignidad” y el “respeto” de la humanidad y el derecho internacional.

“El siglo de los golpes de Estado, de las invasiones y de las cañoneras tiene que quedar atrás (…) Este no puede ser el siglo de los imperios, de los imperialismos, de los nuevos colonialismos, tiene que ser el siglo donde los pueblos libres nos encontremos en la cooperación y el desarrollo”, expresa.

El jefe de Estado venezolano recalca, una vez más, que “cree en el diálogo de las civilizaciones, en el diálogo de las culturas, en el diálogo del entendimiento de las religiones”, un concepto, que según señala, toma de Irán.

Maduro destaca que, en base a la diversidad de los pueblos y el diálogo, todos debemos aportar para una mejor humanidad.

“No es el siglo de que un imperio le ordene a los pueblos qué hacer. Ya basta de la prepotencia y de la arrogancia. Es el siglo de la honestidad y de la humildad, y del encuentro de los pueblos”, remacha.

https://www.hispantv.com/noticias/venezuela/411783/nicolas-maduro-entrevista-hispantv-eeuu-golpe


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s