Actualidad/arabia saudi

El asesinato de Yamal Khashoggi sin respuesta verdadera.

Turquía calificó el lunes de “escandaloso” el veredicto saudí en el juicio por el asesinato del periodista Yamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul, diciendo que los verdaderos patrocinadores han disfrutado de “inmunidad”.

“El tribunal saudí emitió un veredicto escandaloso después de meses de audiencias secretas sobre el asesinato de Yamal Khashoggi”, dijo el director de comunicación de la Presidencia turca, Fahrettin Altun, en un mensaje publicado en Twitter.

Cinco saudíes acusados del asesinato han sido condenados a muerte por un tribunal de Riad, anunció el lunes el fiscal saudí.

Sin embargo, no se han presentado cargos contra Saud al Qahtani, un asesor cercano del Príncipe Heredero Mohammed bin Salman, que supuestamente habló por vídeoconferencia con los asesinos que se hallaban en el consulado saudí de Estambul, mientras que el ex número dos de inteligencia, el general Ahmed al Assiri, fue absuelto.

Sin embargo, estos dos hombres fueron considerados los principales sospechosos del asesinato. Los funcionarios turcos han afirmado repetidamente que la orden de matar al periodista fue dada por el círculo interno del príncipe heredero saudí.

“Pretender que un puñado de agentes de inteligencia cometieron el asesinato por su cuenta equivale a burlarse del mundo”, agregó Altun, para quien los verdaderos patrocinadores del asesinato “recibieron inmunidad”.

Anteriormente, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía consideró que las decisiones del tribunal saudí están “lejos de cumplir con las expectativas de nuestro país y la comunidad internacional para aclarar todos los aspectos de este asesinato”.

El colaborador del Washington Post Yamal Khashoggi fue asesinado a la edad de 59 años en octubre de 2018 durante una operación que hundió a Arabia Saudí en una de sus peores crisis diplomáticas y empañó la imagen del príncipe heredero, Mohammed ben Salman, sospechoso de haber sido el que dio la orden del asesinato.

Crítico del régimen saudí, el periodista fue estrangulado y su cuerpo cortado en pedazos por un equipo de 15 agentes de seguridad llegados de Riad en el consulado del reino en Estambul, según funcionarios turcos. Sus restos nunca han sido hallados.

Después de dar varias versiones del asesinato, las autoridades de Riad finalmente lo admitieron, alegando, sin embargo, que fue cometido por agentes saudíes que actuaron “solos” y “sin órdenes de altos responsables del reino”.

“El destino del cuerpo del difunto Khashoggi, la identificación de los instigadores del asesinato y de los posibles colaboradores locales son cuestiones que quedan sin respuesta y esto constituye una brecha fundamental para la manifestación de la justicia”, agregó el Ministerio turco.

La prometida de Khashoggi, Hatice Cengiz, dijo en un tuit que el anuncio del tribunal justicia saudí era “inaceptable”.

Washington saluda un “paso importante”

Por su parte, EEUU dijo el lunes (23 de diciembre) que la sentencia de cinco saudíes a la pena de muerte por los tribunales saudíes por el asesinato del periodista Yamal Khashoggi era “un paso importante”.

“El veredicto de hoy es un paso importante para hacer que todos los responsables de este terrible crimen paguen”, dijo un alto funcionario estadounidense a los periodistas.

“Hemos alentado a Arabia Saudí a llevar a cabo un proceso judicial justo y transparente y continuaremos haciéndolo”, agregó.

El propio Senado de EEUU considera que el príncipe heredero es “responsable” de la muerte de Yamal Khashoggi. Pero el gobierno de Donald Trump siempre se ha preocupado de no atribuir tal responsabilidad a Mohammed bin Salman, aparentemente dando prioridad al mantenimiento de buenas relaciones con el reino saudí.

El lunes, el congresista demócrata Adam Schiff, jefe del Comité de Inteligencia en la Cámara de Representantes, dijo en un comunicado que el veredicto pronunciado por la justicia saudí era solo una extensión de los “esfuerzos del reino para establecer una distancia entre los líderes saudíes, incluido el príncipe heredero y sus asesores, y el violento asesinato de un periodista”.

Schiff prometió continuar “luchando para hacer que aquellos que autorizaron y llevaron a cabo el asesinato premeditado de Yamal Khashoggi sean inculpados”.

“Y nos aseguraremos de que las voces de los verdaderos reformadores del reino no sean silenciadas por un brutal régimen saudí que inexplicablemente disfruta del firme apoyo del presidente Trump”, concluyó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s